Logo
Lupa
Productos
Noticias
ELIGE TU PORTABEBÉ
 
Para un buen porteo entran en juego tres elementos: el portabebé, el bebé y el adulto que portea. Para portear se necesita la armonía de los tres elementos y siempre hay que tenerlo en cuenta a la hora de elegir un portabebé.
 
Dependiendo de tus necesidades o preferencias te va a venir mejor un portabebé que otro. Aqui tienes una pequeña noción y consejos de cómo elegir tu portabebé según el desarrollo de tu bebé o según las necesidades que requieras. 
 
 
 
ELEGIR PORTABEBÉ SEGÚN EL DESARROLLO DEL BEBÉ
 
1ª ETAPA DE PORTEO - DESDE EL NACIMIENTO
 
Para los bebés recién nacidos o bebés en la franja de edad de 0 a 6 meses, que es hasta que el bebé consigue sentarse por si mismo, los portabebés tienen que ajustar punto por punto la espalda del bebé y respetar su correcto desarrollo.
Digamos que las necesidades son más específicas y concretas en ésta etapa que en las posteriores.
 
- Fular elástico: es suave y se adapta perfectamente al cuerpo del bebé. Reparte el peso del bebé sobre los hombros, espalda y cintura del porteador, lo que resulta muy cómodo al portear. Gracias al preanudado resulta fácil y sencillo de colocar, aunque admite diversos nudos tanto delante como a la espalda. Suelen aguantar un peso de 8 kilos aproximadamente los normales, los que llevan menos elastán en su composición llegan a aguantar entre los 10 y los 18 kilos, y son los llamados fulares semielásticos.
 
- Fular rígido o tejido: se adapta punto por punto al cuerpo del bebé. Existe en muchos colores, diseños, tallas y mezclas de tejidos (algunas mezclas proporcionan más frescor que otras). Su gran ventaja es que se puede utilizar desde el nacimiento del bebé hasta el final del porteo. Se puede utilizar en todas las posiciones: delante, a la espalda y en la cadera. Admite multitud de anudados.
 
- Bandolera: el peso recae sobre un sólo hombro y parte de la espalda por lo que su uso es para ratos cortos con bebés grandes pero es ideal para amamantar bebés pequeños en la posición cuna. Su correcta colocación requiere un poco de práctica.
 
- Mei tai evolutivo: su cuerpo es ajustable en anchura y altura para que se vaya adaptando al cuerpo del bebé según crezca. Resulta fácil de anudar y cómodo de llevar porque reparte el peso del bebé por los hombros, espalda y cintura de su porteador. Se puede colocar delante y a la espalda.
 
- Mochila evolutiva: su panel regulable de tela de fular permite un ajuste punto por punto. Muy fácil de colocar mediante cierres y cómodo de llevar pues el peso va bien repartido entre hombros y cintura del porteador. Admite su colocación delante y a la espalda.
 
 
 
2ª ETAPA DE PORTEO - EL BEBÉ SE SIENTA (A PARTIR DE 6 MESES APROX.)
 
Aproximadamente a partir de los 6 meses el bebé consigue sentarse por si mismo ya que consigue un mayor desarrollo en su columna vertebral y podemos utilizar más variedad de portabebés.
 
- Todos los anteriores: fular elástico, fular tejido, bandolera, mei tai evolutivo y mochila evolutiva.
 
- Mochila ergonómica no evolutiva: tiene su panel preformado y no es ajustable. Es muy fácil de poner y quitar y muy cómoda pues reparte su peso entre los hombros y cintura del porteador. Resulta muy útil cuando el bebé ya camina y llega a la etapa de querer subir y bajar de los brazos.
 
- Mei tai no evolutivo: tiene el panel preformado y no es regulable. Resulta fácil de anudar y proporciona un buen ajuste.
 
- Portabebés ligeros: también llamados "ayudabrazos". Son rápidos y fáciles de colocar. Son asimétricos y su peso recae únicamente sobre un hombro, lo que los hace perfectos para pequeños ratos y para bebés que ya caminan y están en la etapa de subir y bajar de los brazos.
 
 
 
3ª ETAPA DE PORTEO - A PARTIR DE LOS 18-24 MESES (TODDLERS)
 
Cuando los bebés andan y ya lo dominan a la perfección empieza una fase en la que quieren andar pero también piden brazos cuando se cansan, es la fase del 'sube y baja' que ya comenzó en la etapa anterior y continúa en ésta. Al ser ya niños más grandes sus necesidades son otras, y necesitan mochilas que se adecúen precisamente a cuerpos más grandes.
 
- Los anteriores: fular rígido, bandolera, mei tai evolutivo, mochila evolutiva, mei tai no evolutivo, mochila ergonómica no evolutiva y portabebés ligeros.
 
- Mochila toddler: su panel es más ancho y alto que las mochilas ergonómicas normales para que se ajuste a niños más grandes y proporcione comodidad al portear. Al igual que las mochilas ergonómicas normales son muy fáciles de colocar y reparten bien el peso entre hombros y cintura. Algunas mochilas toddlers tiene el panel ajustable pero otras lo tienen preformado.
 
- Mei tai toddler: tiene un panel preformado más ancho y alto que los mei tais normales para que se ajuste a niños más grandes y así proporcione mayor comodidad al portear.
 
- Onbuhimo/Onbuhimo SAD: es una mochila que carga el peso únicamente en los hombros. Su ajuste puede ser con tiras de tela o tela de fular (Onbuhimo) o con tirantes tipo mochila (Onbuhimo SAD).
 
 
 
 
ELEGIR PORTABEBÉ SEGÚN NECESIDADES
 
Pequeños consejos para elegir un portabebé según tus necesidades:
 
-Para portear toda la etapa de porteo (desde 0 a 4-5 años aprox.) puedes elegir un fular tejido, mei tai evolutivo o mochila evolutiva. Si no quieres o no te animas a utilizar nudos lo mejor será un mei tai evolutivo o mochila evolutiva.
 
-Para portear largos ratos es preferible usar portabebés que repartan el peso de forma simétrica, como los fulares, mei tais y mochilas.
 
-Para la etapa de sube-baja del bebé cuando ya sepa caminar es muy útil un portabebé ligero como el tonga, el suppori o el kantan net, y también la bandolera o una mochila ergonómica ya que son muy fáciles de guardan en el caso de los portabebés ligeros o bandoleras y la mochila la puedes dejar colgando de tu cintura mientras atiendes a tu bebé.
 
 
 
 
 
 

Pago Seguro

Pagos

TRANSFERENCIA BANCARIA

CONTRA REEMBOLSO

Newsletter


Contacto

MIMITOS PORTEADOS

(+34) 644 025 680

info@mimitosporteados.com

©Mimitos Porteados